boyhood

Hablando de cine: Boyhood

¿Estaríamos hablando ahora de Boyhood si Linklater no hubiera estado 12 años filmando a ese cast para la película? No.

En serio, pensalo por un minuto; en vez de 12 años, 39 días seguidos, un film normal con protagonistas lookeados para representar el paso del tiempo, un chico y un adolescente que se le pareciera. Reformulo la pregunta: ¿Estaríamos hablando de Boyhood con un rodaje normal? Ni por asomo.

Linklater tiene el gran mérito de jugar con naturalidad con el tiempo, ya lo había hecho con su trilogía de esos dos amantes encontrándose y desencontrándose encantadoramente interpretados por Ethan Hawke y Julie Delpy desafiando tiempo, espacio y destino. Con Boyhood lleva este concepto a la dimensión de hazaña cinematográfica con la transición de pequeño a joven de Mason Jr. junto a su disfuncional familia.

Pero es precisamente esta obsesión con el paso del tiempo la cual pareciera llevar a Linklater a descuidar la remanida historia que cuenta. Seamos honestos, el guión de Boyhood es muy pobre, otro drama familiar de padres jóvenes separados con hijos y relaciones desastrosas, tratando de rescatar algo entre vidas miserables.

Y Richard Linklater no es Jim Jarmusch, por mencionar un ejemplo de un cineasta de cine independiente norteamericano que decidida y explícitamente evita poner el foco en el guión, pero quien idea unas historias super originales con diálogos tan buenos que te hacen retroceder la película una y otra vez para saborearlos, sentirlos, pensarlos… Algo de lo que Boyhood no podría estar más alejado.

Las actuaciones son buenísimas, esa sin duda es otra de las virtudes del film; Ellar Coltrane te compra de entrada y Ethan Hawke se come la película en otro excelente papel de un tipo con mucha personalidad, los demás acompañan bien. Pero ni los 12 años que se tomaron para el rodaje ni estas buenas interpretaciones salvan a Boyhood de ser otra película mediocre mas de cine independiente. Reitero, de no ser por el paso del tiempo no estaríamos hablando de la película.

Ahora, ¿película del año en un impresionante banquete cinematográfico como este 2014 en el cual cineastas indiscutiblemente geniales como Wes Anderson, el mencionado Jarmushch, Giuseppe Tornatore o Terry Gilliam sacaron excelentes filmes? ¿O esa sorpresa indie llamada Comet? Y eso sin contar la nueva de Jean-Pierre Jeunet que me resta por ver para elegir mi preferida del año. Boyhood no rankea ni para mi tumblr….

CompartirTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook