En medio del debate nacional por la baja de la imputabilidad penal a los menores, se fue quien supo acompañar como nadie en Mendoza la transformación de jóvenes con la “Casita Puente Afectivo”, dejando un verdadero ejemplo de vida a seguir. Compartir…