hemorragia externa - imagen destacada

Libro: Hemorragia Externa

Mi camino en la literatura inicia con la poesía que brota de mis venas a los quince años. Para alguien de mi sensibilidad, tener un arte como vía de expresión es un cable a tierra que conecta con el mundo. La poesía surgió así en mí, sin buscarla, como aquellas cosas realmente auténticas que fluyen naturalmente.

Hemorragia Externa es el poemario que hice con mis poemas de mis quince a mis veintiún años, es un trabajo poético emocional, intenso, de ruptura.

Marta Castellino, catedrática estudiosa de las letras mendocinas, escribió para la presentación:

“Sorprende la justeza y el poder de sugerencia de las imágenes, su fuerza directa al blanco de nuestra sensibilidad. Esta opera prima de Lukas exhibe toda la madurez y, por qué no, el desencanto con que los jóvenes poetas contemplan el mundo que les ha tocado en suerte (o en desgracia) vivir.

hemorragia externa - lukas burgosSin concesiones, el yo lírico desnuda sus obsesiones y lucha contra la fugacidad: implícito parece resonar el anatema bíblico: “Polvo eres y en polvo te convertirás”. El camino del hombre sobre la tierra: este poemario, porque poemario es, y no simple colección de poemas, ya que hay una profunda unidad vertebradora en esa hemorragia externa; y desmesura, ruptura, desborde, son las ideas nucleares que rigen el itinerario desde la sangre y desde el grito.”

Siempre me inspiraron vergüenza los autores que odian sus viejos libros. Los malos libros NO hay que publicarlos, son apenas un ejercicio literario, el intento de escribir. Hay que ser humilde y consultar para ello a los que saben.

¿Qué puedo decir hoy en día a 18 años de publicación de esta, mi obra iniciática? Hemorragia externa es un libro puro en sus claroscuros; fue el primer libro de poesía que leí entero, en un esfuerzo consciente por plasmar una expresión primigenia, sin influencias. Hoy puedo releer mi poemario con orgullo.

La portada del libro la diseñé en base a la idea de libro-arte, forradas en gasa y pintadas a mano por mí.

¿HAY ALGUIEN AQUÍ?

En el descenso de la contemplación,
savia y sangre se arriman con tibieza,
En la curiosidad de la aproximación
se penetran una a otra

Con asombro
descubren la similitud del ambiente,
el grito contenido,
el quejido onírico
de la vorágine invernando

Distraídamente,
tropiezan con el centelleo de un gran baúl
retorcido de ansiedad
en la complacencia de la certeza visceral
Le reverencian,
con la sonrisa de la paciencia,
y lo depositan nuevamente en su lugar

Y se entregan hacia atrás,
con la espalda extendida
y las arterias abiertas
Y no caen…

Y ya no se sienten mas extraños
Y cada uno se abraza a si mismo,
pero no es mas que el otro
quien recibe
la templada caricia

EN EL AIRE

Amantes perdidos en el alba
Con la gracia de los pájaros
y la inquietud de los insectos

Se abren paso
a través de la tempestad polar,
con catalíticos corazones,
absorbiendo el zumo
de la boca de las corolas,
la dosis vital de purpurina,
y tallando dichas y desconsuelos latentes
en sus pétalos, con sus plumas

Observando las espaldas de hadas,
surgidas de la gestación
de vientres-crisálidas,
endiabladamente fugaces

Y prosiguen con vuelo rasante
Desafiando a duelo al viento
tras la pista de longevas mariposas

ADVERTENCIA

Formas grises palidecen
tras la redención del alba,
tendiendo sus húmedos torsos
hacia la irremediable luz

El moho se anida lentamente
por la pradera de la espalda
Y sueña obsesionado
con la conquista de tu nuca

El libro lo podés adquirir vía Mercado Libre.

Etiquetas: